¡Se sienten, coño!

Tal día como hoy España asistía al ya entrañable intento de golpe de Estado protagonizado por el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, al frente de un grupo de aguerridos compañeros de cuerpo. Cómo iban a imaginar estos indignados muchachotes, armados con sus pistolas reglamentarias, sus tricornios sudados y sus viriles bigotes, que su intento de salvaguardar las buenas costumbres del pueblo español acabaría siendo recordado como uno de los episodios más risibles de la cultura del “por mis santos cojones”, tan arraigada, y esto no hay democracia que nos lo quite, en el carácter de nuestras gentes.

Y aquí estamos, casi 30 años después, riéndonos todavía del simpático incidente. Me imagino que incluso fueron los propios diputados los que impulsaron los primeros chistes, nada más cambiarse de calzoncillos, haciendo gala de este buen humor que siempre nos aflora a los españoles en cuanto se nos pasa un susto. “Se sienten, coño”, seguro que dijo el presidente de la asamblea, tan cachondo él, nada más levantarse los señores diputados al finalizar la siguiente sesión que hicieran.

Nos hacemos verdadera idea de la repercusión que el intento golpista tuvo en el humor popular cuando descubrimos que el ancestral ZX Spectrum recibió incluso un videojuego oficial, je, “oficial”, basado en las andanzas de Tejero y compañía, rescatado en un día tan oportuno por los chicos de Higroblog.

Programado en el 83 por un estudio de barrio llamado Scanner Software, unos que tampoco andarían faltos de guasa, el juego era un trasunto de Pac-man protagonizado por el mejor Tejero que podían ofrecer los 8 bits de la época. Hoy la cosa sería un juego Flash la mar de chulo, pero uno no puede evitar darse una palmada en la frente y entonar un “ay, qué poco hemos cambiado”.

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top