El drama de la edición no tan especial de Lords of Shadow 2

¿Qué voy a contar sobre Castlevania: Lords of Shadow 2 que no se haya dicho ya? Poca cosa, pero sí siento que debo hablar sobre algo de lo que se ha dicho muy poco, al menos desde los medios: su vergonzosa edición especial y cómo Konami se ha reído del personal con un recorte de contenidos que ríete tú del downgrade gráfico de Watch Dogs.

El primer Lords of Shadow me gustó bastante y me ilusionó el anuncio de su secuela (aunque Mercury Steam insista, yo no lo veo como una trilogía), tanto que no dudé demasiado en lanzarme a por la edición especial, convencido de que la secuela sabría mantener el listón al menos al mismo nivel que el original. No me pareció mal negocio, por 90 euros se incluía caja metálica, que siempre da más gusto manejarla con las manos, un libro de arte en tapa dura bastante prometedor y un set de cuatro miniaturas de 10 cm de los personajes principales, todo ello en una caja bastante molona que imitaba el ataúd de Drácula. Pues eso, me gustó lo que vi, hice mi reserva y me senté a esperar a que me llegara el pedido.

No me considero un gran coleccionista, pero cuando un juego me gusta lo suficiente y siento que la edición especial es interesante suelo tirarme a la piscina. Hasta la fecha me he comido algún caso de “sí pero no” y algún otro “venga, más se perdió en Roma”, pero nunca me he sentido literalmente estafado como con la edición especial de Lords of Shadow 2.

No sé cuándo sucedió exactamente porque yo ni me enteré, pero aproximadamente un mes antes de la salida del juego Konami decidió, sin previo aviso, rebajar los contenidos de la edición. De cuatro miniaturas la cosa se quedó en tres y no creáis que se descartó al puto Zobek que no le importa a nadie, no, quitaron la más molona, la de Drácula, el maldito protagonista del juego.

El propio ataúd que da nombre a la edición también sufrió un recorte y fue sustituido por una caja de cartón rectangular sin más detalles destacables que una tapa con el escudo de la familia Belmont. Un cutrerío que al menos, echándole un poco de ingenio y buena mano para las manualidades, he podido convertir en un cuelgallaves bastante apañado para mi casa.

Por último, el libro de arte, la pieza que más me interesaba del pack, ha resultado ser aproximadamente un tercio de grueso de lo que parecía en la foto promocional y su contenido me ha parecido francamente decepcionante. Yo me esperaba un buen compendio del arte del juego, que es precisamente mi apartado favorito de la franquicia, pero en su lugar viene medio centenar diseños random, mal escogidos y totalmente estropeados por la maquetación. Como libro de arte es pésimo y si lo comparamos con las galerías que se desbloquean en el propio juego, mucho más espectaculares y acabadas que este puñado de garabatos de monstruos, dan ganas de tirarlo por la ventana. Ya lleva una semana yaciendo en la estantería y por las noches puedo escuchar cómo llora al verse al lado de los libros de The Witcher 2, BioShock 2, Age of Conan o The Art of Mass Effect Universe, intachables todos ellos.

Por lo visto, como compensación (y para evitar posibles denuncias por estafa, supongo) Konami decidió dar a cambio de los contenidos alterados algunos contenidos descargables no anunciados originalmente. Mejor idea habría sido incluir un CD con la fabulosa banda sonora, pero no, un contenado DLC es más barato. Estos contenidos se mantuvieron sin confirmar hasta ultimísima hora y finalmente han resultado ser dos estúpidos trajes y un pack de reliquias. Morralla que no aporta absolutamente nada.

Resumiendo, y sin entrar a valorar el propio juego, la edición de marras ha resultado ser una completa decepción. Esto es algo que puedo aceptar como consumidor, pero no estoy dispuesto a perdonar tan fácilmente el comportamiento de Konami, efectuando estos cambios a última hora y de tapadillo. Podéis buscar en tiendas online y veréis que si bien la miniatura de Drácula ya no aparece, prácticamente todas siguen teniendo la imagen promocional del primer ataúd anunciado y que la imagen del libro de arte no es nada representativa del producto final.

Hoy, para añadir más sal a la herida, Konami anuncia que a escasos días del lanzamiento habrá un DLC de historia protagonizado por Alucard. Un DLC que con toda probabilidad ya estaba terminado cuando el juego fue enviado a las tiendas y que perfectamente podría haber tenido cabida en esta edición en lugar de los dos ridículos trajes que ni siquiera son más elaborados que el que viene por defecto. Muy bien todo, ¿eh?

Como enfermo de los videojuegos ya estoy acostumbrado a que las compañías me roben con políticas abusivas y productos que no están a la altura de las expectativas. Solo pido una cosa, me cago en la mar salada, y es que me roben desde el respeto.

valoracion1

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top