Horarios y predicciones del E3 2015

Uno no puede decir que es aficionado a los videojuegos si no está con mariposas en el estómago en la víspera del E3. Mañana arrancan las conferencias de apertura de la feria más importante del sector y hay que ser muy estoico o estar muerto por dentro para no sentirse como antes de Navidad. A medio camino entre la teletienda, una partida de poker y una competición en las duchas por ver quién la tiene más grande, en estas presentaciones las principales compañías del mundo dispararán los anuncios que han ido guardándose en la recámara desde la anterior edición y que marcarán el ritmo de la industria durante los próximos meses.

Este año las expectativas son especialmente altas. Aquí tenemos una nueva generación de consolas que ha empezado con muy buen pie a nivel comercial, pero que a nivel de catálogo no termina de despegar. Hay millones de usuarios con una reluciente PS4 o Xbox One en su salón preguntando “¿y ahora qué?” y no solo se espera que el E3 responda a esa pregunta, se espera que lo haga con contundencia. Con un señor martillazo. Como si Thor descendiera de los cielos empuñando a Mjolnir y asestara tal trallazo que partiera la Tierra en dos.

Aunque personalmente tiendo a la prudencia, está claro que este E3 será (o debería ser) el E3 de los juegos. No está el horno para bollos y después de unos años algo erráticos la industria del videojuego tiene que dejar de intentar vender motos y volver a ilusionar con juegos, juegos y más juegos. Juegos de todos los géneros y para todos los gustos.

Bethesda (15 de junio, hora española 4:00)

Este año será la primera vez que Bethesda vaya a celebrar una conferencia propia, una decisión ambiciosa que solo se justifica con un buen saco de anuncios de primer orden. Su plato fuerte debería haber sido Fallout 4, pero inexplicablemente se decidió adelantar el anuncio unos días antes y eso restará sorpresa a una presentación con mayor profundidad que probablemente ocupará buena parte del evento. Tampoco serán sorpresa Doom 4 y Battlecry, dos títulos que también han sido confirmados. Es posible que se aproveche la reciente llegada a consolas de The Elder Scrolls Online para anunciar alguna expansión y los rumores apuntan al anuncio de Dishonored 2, una secuela de la que se lleva hablando ya un año, sin que todavía se haya hecho oficial. Otro proyecto incierto es Prey 2, un proyecto cancelado que podría haber sido recuperado por un segundo equipo de Arkane Studios.

Además de sus desarrollos de producción propia probablemente haya también unos cuantos encargos a estudios externos, en la línea de The Evil Within. De hecho, al juego de Shinji Mikami no le ha ido mal, así que yo no descartaría un The Evil Within 2 o algo nuevo de la misma gente.

Microsoft (15 de junio, hora española 18:30)

Los de Phil Spencer son probablemente los que más tienen que ganar en este E3. Xbox One vende a buen ritmo, pero a la sombra de la competencia, y el segundo puesto es algo con lo que nunca se ha conformado Microsoft. No faltará Rise of the Tomb Raider, una de sus mayores bazas para esta Navidad, que saldrá en exclusiva temporal para Xbox One y Xbox 360. Halo 5: Guardians será otra parada obligada, del mismo modo que también tocará Forza Motorsport 6. La cuarta pata de la mesa la pondrá Gears of War, en la que debería ser su primera puesta de largo después de que Microsoft le comprara los derechos de la franquicia a Epic. Ya está confirmado que habrá una remasterización de la primera entrega para Xbox One, pero este anuncio se quedará cojo si no viene acompañado de un Gears of War totalmente nuevo para Xbox One.

Curiosamente, Microsoft ya ha avisado que se perderán la fiesta tres juegos ya conocidos pero que se encuentran desaparecidos en combate: Crackdown, Scalebound y Quantum Break. Se entiende que los dos primeros puedan estar algo verdes para mostrarse al público, pero la ausencia del de Remedy empieza a resultar preocupante, en vista de su retraso y la reciente dimisión del presidente del estudio. Estas ausencias deberían ser compensadas con sorpresas, como el rumoreado Battletoads de Rare, un nuevo Fable de los de verdad, la firma de algún contrato de exclusividad para algún lanzamiento third party importante o incluso la adquisición de un par de nuevos estudios internos, probablemente lo que más necesita Microsoft en estos momentos para poder mantener una flujo más regular de desarrollos propios. También ha pasado ya algún tiempo desde la adquisición de Mojang, así que igual toca anunciar su primera producción para sus nuevos jefes, quizá una secuela de Minecraft para Xbox One con compatibilidad completa con Kinect.

En cuanto a hardware, el mayor titular que nos puede dejar la feria es una rebaja de Xbox One, puede que acompañada de un pequeño rediseño. Ya se ha confirmado que habrá una nueva versión de mando con pequeñas mejoras, ¿por qué no revisar la consola en su totalidad para reducir costes y ponerle las cosas más difíciles a Sony?

Lo de HoloLens no creo que vaya a ningún sitio y no solo dudo que vaya a anunciarse algo al respecto en la conferencia, también dudo que vaya a ponerse finalmente a la venta. El invento no ha calado entre el público, y tampoco se ve que tenga demasiado potencial para ser explotado en videojuegos. De hecho, Microsoft ya ha movido ficha anunciando un acuerdo con Oculus Rift para que el caso de realidad virtual sea compatible con su consola, y aunque parece que en principio se limitará a proyectar imágenes en 2D a través del aparato, es un movimiento con más sentido y desde luego más futuro.

Electronic Arts (15 de junio, hora española 22:00)

La fase de transición que atraviesa la compañía se dejó  notar el año pasado más de la cuenta con una conferencia con más humo que un club de fumadores. Este año la cosa debería ser muy distinta: es el año de Star Wars y la productora cuenta con la licencia para dos videojuegos. Star Wars Battlefront ya lo conocemos, pero toca verlo en funcionamiento por primera vez. Sería un buen momento para que enseñara el hocico el segundo, desarrollado por Visceral Games y con la grandiosa Amy Henning al frente.

Mirror’s Edge Catalyst también se dejará ver, y además con bastante profundidad puesto que saldrá en la próxima primavera. No está la cosa tan clara con el nuevo Mass Effect, en paradero desconocido y que quizá lo siga estando un poco más para que Star Wars no le quite demasiado protagonismo, ya que comparten temática espacial. A Battlefield probablemente también le darán vacaciones.

Con otros dos anuncios confirmados, un nuevo Plants vs. Zombies y un nuevo Need For Speed, un posible “momento Sims” más el habitual chorreo de juegos deportivos de la firma, no debería quedar tiempo para mucho más.

Ubisoft (16 de junio, hora española 00:00)

A estos es difícil verlos venir. Un buen cacho se lo llevará el Assassin’s Creed de turno, como cada año, y también deberíamos ver versiones actualizadas de The DivisionRainbow Six: Siege. Puede que el incierto Beyond Good & Evil se haga realidad de una vez, y seguro que habrá nuevos juegos pequeños del palo de Valiant Hearts y Children of Light. Más allá, a esperar lo inesperado. Yo apostaría por una nueva oportunidad para Watch Dogs con una secuela y tampoco me extrañaría un Far Cry 5, aunque eso supondría convertir la franquicia en anual y eso sería un movimiento muy arriesgado.

Sony (16 de junio, hora española 03:00)

Si Microsoft es la que más tiene que ganar, Sony es la que más tiene que perder si pincha en su conferencia. Con PS4 vendiendo como pan caliente a pesar de la falta de lanzamientos de peso, existe la sensación de que la compañía japonesa se ha dormido en los laureles y le toca dar un golpe de autoridad para demostrar que no piensa dejar pasar la liebre. También es la first party con más estudios internos, así que debería tener en el horno suficiente producción propia para garantizarse un chorreillo constente de exclusividades.

Nathan Drake golpeará dos veces, primero con la remasterización de los tres primeros Uncharted para PS4 y después con un nuevo vistazo a Uncharted 4. Va tocando también un nuevo God of War, y teniendo en cuenta que Sony Santa Monica tiene tres proyectos entre manos no sería raro que uno de ellos fuera el regreso de Kratos. De los holandeses Guerrilla Games tampoco sabemos nada desde hace tiempo y según los rumores podría anunciarse un juego de rol de mundo abierto con dinosaurios llamado Horizon, su primer proyecto al margen de la franquicia Killzone. De hecho, yo no descartaría tampoco un nuevo Killzone, teniendo en cuenta que Guerrilla cuenta desde 2012 con un segundo estudio en Cambridge.

El chorreo de indies no nos lo quita nadie, y veo a Gravity Rush 2 volviendo del olvido, ahora como proyecto para PS4. Es exactamente la misma suerte que debería correr The Last Guardian, a ser posible reservado para el final como traca de despedida.

Vendiendo como está vendiendo PS4 será un milabro si Sony anuncia una rebaja de precio. En su lugar, el momento de los inventitos será para Project Morpheus. Es la hora de que Sony ponga precio, fecha y catálogo a su apuesta por la realidad virtual, y más vale que lo que se muestre sea interesante porque la competencia se ha multiplicado y el público no aceptará otra cosa que no sea una relación de calidad-precio excepcional.

Square Enix (16 de junio, hora española 19:00)

Como Bethesda, la casa de los Final Fantasy ofrecerá este año su primera conferencia propia en el E3. Deus Ex: Mankind Divided estará ahí, pero el resto es bastante incierto. El nuevo Tomb Raider se lo quedará Microsoft en su conferencia, que para eso ha pagado por la exclusividad, y Final Fantasy XV y Kingdom Hearts 3 tienen todas las papeletas para quedarse en tiempo más en el garaje antes de volver a ser mostrados al público.

¿Qué nos queda, entonces? Just Cause 3, prabablemente un nuevo Hitman, puede que una nueva expansión para Final Fantasy XIV y, si dios quiere, un nuevo Sleeping Dogs. Tratándose de una compañía con tanta historia, es posible que Square Enix juegue la carta de la nostalgia y saque del cajón alguna franquicia olvidada, como Chrono Trigger o Secret of Mana, algo tan improbable como bien recibido.

Square Enix también es muy de refritos, así que igual cae fecha para la remasterización de Final Fantasy VII para PS4 o se anuncia una de la octava entrega. Una sorpresa agradable sería el anuncio de la distribución en Occidente del nuevo Star Ocean, del que aún no se ha visto prácticamente nada.

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top