E3 2015: Nintendo tira la toalla

Nintendo sigue jugando bajo sus propias reglas. Desde hace un tiempo la casa de Super Mario ha dejado de ofrecer conferencias, en favor de eventos digitales emitidos a través de YouTube. Es más barato, se elimina de la ecuación a la prensa y…. es más barato. Por desgracia también le resta bastante categoría a sus presentaciones, y en la feria de videojuegos más importante del mundo Nintendo no puede permitirse el lujo de quedarse en segundo plano.

El Nintendo Digital Event del E3 ha empezado de la mejor manera posible: con un divertidísimo sketch donde los principales directivos de la compañía aparecen convertidos en Muppets para anunciar Star Fox Zero. La resurrección de esta franquicia de combate espacial está siendo co-desarrollada por Platinum Games (inserte aquí el gesto de santiguarse) y saldrá a la venta para Wii U a finales de este mismo año. Con una estética ligeramente retro, el juego parece remitir directamente al original de Super Nintendo, con diseños de ángulos muy afilados y modelados extremadamente poligonales.

Por desgracia para los de Kioto, el resto del evento fue cuesta abajo de forma dramática. Los muñecos Amiibo tuvieron un gran protagonismo. Super Mario Maker será compatible con todas las figuras comercializadas hasta la fecha, que permitirán convertir a Mario en el personaje en cuestión. Más lejos llega Animal Crossing: Amiibo Festival, un juego casual para Wii U cuya razón de ser es usar los muñequitos a modo de fichas. Skylanders Superchargers también será compatible con unos nuevos Amiibo. Y para sorpresa de absolutamente nadie, Mario Tennis volverá con una nueva edición para Wii U.

El equipo de localización de Xenoblade Chronicles X debe de estar trabajando muy duro. El juego de rol de Monolith Soft no ser irá al año que viene, como estaba en todas las quinielas, sino que llegará a Occidente antes de que termine el año. Hubo un nuevo tráiler que sirvió para confirmarlo como el lanzamiento más importante de Wii U para 2015 junto a Yoshi’s Wooly World, otro que también fue mostrado con su correspondiente momento Amiibo.

La atención pasó a Nintendo 3DS con el anuncio de cuatro nuevos juegos, todos ellos pertenecientes a franquicias consagradas de la Gran N, pero también todos ellos de bajo perfil: una adaptación portátil de Hyrule Warriors, un Zelda orientado al multijugador llamado The Legend of Zelda: Triforce Heroes, el desconcertante Mario & Luigi: Paper Jam y, dios santo, un Metroid de “batallas deportivas” titulado Metroid Prime: Federation Force.

La sensación que ha dejado Nintendo con su conferencia enlatada es de que ni siquiera lo ha intentado. No puede ser que las grandes sorpresas para rematar el 30º aniversario de Super Mario sean un juego de tenis y un spin-off menor para 3DS. Aún peor es lo de Wii U. La consola ha tenido dos años muy buenos, pero en estos momentos se encuentra conectada a una máquina de respiración asistida. Lo más triste es que la compañía tampoco parece tener demasiado interés en luchar para salvarla de una muerte prematura: ya se ha confirmado oficialmente que Nintendo empezará a hablar de su sucesora el año que viene, conocida bajo el nombre en clave de NX. En fin, siempre nos quedará Bayonetta 2

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top