Todos los anuncios de Sony en su conferencia del Tokyo Game Show

Atrás quedan los años en los que el Tokyo Game Show arrancaba con conferencias de las tres grandes. Con una Microsoft que definitivamente ha tirado la toalla en el mercado japonés y una Nintendo centrada en sus propios Nintendo Direct y en la sucesión de su llorado presidente Satoru Iwata, fallecido el pasado julio, este año solo ha quedado Sony para mantener viva la tradición de celebrar una gran conferencia anual en territorio nipón. Una circunstancia que le ha venido de perlas para acaparar toda la atención con una presentación relajada pero bien cargada de anuncios interesantes.

 Atsushi Morita, el nuevo presidente de la división asiática de PlayStation y sin parentesco conocido con el actor Pat Morita, ha optado por empezar quitándose de encima la parte más fea. Por incierto que sea el futuro de PS Vita, Sony se resiste a dejarla morir y dentro de dos días, coincidiendo con el arranque oficial del Tokyo Game Show, pondrá a la venta tres nuevos modelos de la portátil en azul, rojo y blanco. Ha recordado que en breve saldrán Project Diva X, God Eater Resurrection, una adaptación del anime Ataque a los titanes y Dragon Quest Builders, cuatro títulos con bastante tirón para el público japonés. Alguna cosilla más se ha anunciado para Vita durante la conferencia, pero en general no se puede decir que haya salido muy reforzada del evento.

Tras la presentación y este primer marrón el líder de los estudios de desarrollo de la compañía, el encantador Shuhei Yoshida, ha tomado el escenario para sacar algunos jueguicos del armario. El magnífico Bloodborne recibirá el 24 de noviembre una expansión titulada The Old Hunters que ampliará su universo relatando algunos eventos ocurridos cronológicamente antes de la historia principal. En Europa costará 15 euros y traerá un poco de todo: nuevas zonas, más armas, personajes y enemigos. Una semana después, el 3 de diciembre, llegará a las tiendas una reedición del juego original junto con la expansión.

Otro retorno será el de Everybody’s Golf, que volverá en 2016 con una entrega que parece ampliar sus miras para convertirse en una comunidad online donde los jugadores podrán relacionarse por medio de avatares personalizables y divertirse con distintas actividades aparte del propio golf. Según Yoshida, el juego permitirá conectar a personas “de todo el mundo”, así que podemos asumir que el juego llegará también a Occidente.

Por Uncharted 4 se ha pasado de puntillas, confirmando que su lanzamiento en marzo también se producirá por aquellas tierras y mostrando un nuevo tráiler con imágenes ya vistas. Como visto está Gravity Rush, un clásico instantáneo que salió para PS Vita hace tres años y que ahora volverá en diciembre en forma de remasterización para PS4. Este lanzamiento será un aperitivo para Gravity Rush 2, que saldrá en 2016 en exclusiva para PS4. También habrá un anime y una figura de Kat, la adorable protagonista, así que parece que Sony va a empezar a apostar fuerte por esta serie. Un montaje recopilatorio de próximos lanzamientos ha cerrado el primer bloque de la conferencia.

Extraña ver a Ubisoft tomar el escenario en territorio japonés, pero a la editora gala le gusta estar en todos los fregados y se ha pasado por el Midtown Hall de Tokio para enseñar algo más de For Honor y anunciar que Assassin’s Creed Syndicate contará con una expansión dedicada a Jack el Destripador que estará incluida dentro de su pase de temporada.

Otro invitado especial, el bronceadísimo y sudoroso Toshihiro Nagoshi de Sega, ha tomado el relevo para desvelar no uno sino dos nuevos lanzamientos de la franquicia Yakuza. La serie celebra su décimo aniversario con un remake completo de la primera entrega para PS3 y PS4. Subtitulada Kiwami (que se traduciría como Extreme), esta nueva versión del clásico volverá a contar la primera aventura de Kazuma Kiryu, pero con un apartado gráfico rehecho para adaptarlo a los estándares actuales, además de otros elementos que no pudieron ser incluidos en su día, como un nuevo escenario. Según su creador, con este proyecto quiere hacerle justicia a un juego que por culpa de las limitaciones técnicas de PS2 no pudo desarrollar todo su potencial. Además de este remake, Nagoshi ha hecho oficial el desarrollo de Yakuza 6 en exclusiva para PS4, que será mostrado unos días más tarde durante la feria. Ambos llegarán en 2016, en enero el primero y el otro a finales, mientras que por aquí seguimos esperando que salga Yakuza 5. Más ganas que esperanzas de ver estos dos en nuestras consolas occidentales, lamentablemente.

The King of Fighters también se renovará con una decimocuarta edición, aunque quizá le hubiera convenido más seguir como estaba. Un breve adelanto deja al descubierto que SNK abandonará el estilo 2D clásico que ha caracterizado a la veterana franquicia de lucha en favor de unos personaje poligonales muy poco agraciados. A Capcom le salió bien la transición con Street Fighter, pero con este la costa está bastante menos clara.

Poca cosa han aportado unos pequeños tráilers de Just Cause 3, Phantasy Star Online 2, un MMO que por el momento no va a salir de territorio asiático y Star Wars Battlefront antes de darle la bienvenida a un señor de Bandai Namco terriblemente vestido que ha mostrado OTRO juego de One Piece y un montón de cosas extrañísimas de anime con títulos indescifrables en japonés. Durante unos minutos me he sentido como mi padre, incapaz de comprender nada de lo que estaban viendo mis ojos.

Todavía en el terreno de lo terriblemente nipón ha entrado en escena Koei Tecmo, otra de esas firmas sin demasiada presencia en Occidente pero que en Japón lo peta a lo grande. Esta gente hizo dos anuncios. Por un lado Toukiden 2 para PS3, PS4 y PS Vita, una secuela por la vía rápida del que llegó a las tiendas europeas no hace tantos meses. Más intrigante ha resultado Ni-Oh, un proyecto que fue anunciado hace una década, luego desapareció sin dejar rastro y ahora renace como exclusivo para PS4. Por lo visto en el pequeño tráiler proyectado, será un action-rpg ambientado en el Japón feudal, con un estilo de combate muy directo que recuerda sospechosamente a Dark Souls. Y eso es una buena noticia. Lo más atrayente es que la historia está basada en un guión sin rodar de Akira Kurosawa, aunque supongo que la parte de los monstruos gigantes es una aportación de cosecha propia. Saldrá el año que viene en Japón, con bastantes papeletas para dar una sorpresa.

Square Enix no sacó la artillería pesada. Con el planeta Tierra y parte de Marte pendientes de la fecha de lanzamiento de Final Fantasy XV, que es ya uno de los juegos con un desarrollo más largo de la historia, la productora se permitió llegar con cuatro propuestas de menor calado. La primera ya se pudo ver en el E3, World of Final Fantasy, un simpático autohomenaje a los inicios de la franquicia, con un tono desenfadado y personajes cabezones de estética chibi. Saldrá para PS4 y PS Vita en 2016. Otro conocido es el quinto Star Ocean 5, que también ha recibido un nuevo tráiler. Saldrá en febrero y este sí que llegará a Occidente con total seguridad, confirmado hace unos meses. Otra saga emblemática de rol japonés que volverá el año que viene es SaGa, con Scarlet Grace para Vita, del que solo se han visto algunos diseños conceptuales de personajes.

La pequeña gran sorpresa de la casa fue Kingdom Hearts 2.8 Final Chapter para PS4. Este lanzamiento cerrará el ciclo de remasterizaciones de la saga con Kingdom Hearts: Dream Drop Distance HD y Kingdom Heats X Back Cover, además de Kingdom Hearts 0.2 Birth By Sleep: A Fragmentory Passage, un pequeño episodio completamente nuevo que actuará a modo de precuela del próximo Kingdom Hearts 3. Difícil seguirle el ritmo a la que probablemente sea la franquicia más fragmentada de la última década.

La despedida de Square Enix ha sido un primer vistazo a la primera obra de su nuevo estudio Tokyo RPG Factory. Se me escapó el título, si es que lo dijeron, pero en esencia es una recuperación del rol japonés por turnos como los que solía hacer la vieja Squaresoft para Super Nintendo. Estará listo a principios del año que viene para PS4 y PS Vita.

Un pequeño adelanto del preciosísimo 13 Sentinels: Aegis Rim, lo nuevo de Vanillaware, ha dado paso a una intervención de Capcom para anunciar una nueva entrega de Resident Evil (o Biohazard, como se le conoce por esos lares), esa franquicia que empezó como un juego de terror con zombies y ha terminado convirtiéndose en un zombie ella misma. Después del desastroso Resident Evil 6 hay cierto en interés en saber cómo piensa Capcom enderezar el barco. Puede que no lo sepan ni ellos porque lo próximo será un spin-off de acción enfocado al multijugador con una pinta bastante desastrosa. Se llama Umbrella Corps, aunque a todas luces parece un Racoon City 2. No parece una gran manera de celebrar el 20º aniversario de Resident Evil.

Spike Chunsoft ha ventilado un poco el panorama con Exist-Archive, una preciosista colaboración con Tri Ace que parece combinar plataformas y rol. Saldrá en diciembre para PS4 y PS Vita. A estas mismas plataformas llegará también la tercera visual novel de Danganronpa.

Aunque el turno de Square Enix ya había pasado, parece que un señor se olvidó de enseñar Dragon Quest Heroes 2. Otros que van con prisa; por aquí aún estamos esperando al primero, que saldrá el mes que viene. Dragon Quest Builder también ha tenido su momento de protagonismo con una presentación que no ha hecho mucho esfuerzo por diferenciarlo de Minecraft.

Tras la segunda intervención de Square Enix, una compañía que hace secuelas hasta de sus charlas, se ha cerrado el bloque de invitados con un tráiler recopilatorio de los juegos indies más destacados. Casi todos viejos conocidos porque ja, chúpate esa, Japón, la mayoría están disponibles en Occidente desde hace meses.

Con un repaso del Call of Duty de turno se ha puesto punto y final al chorreo de anuncios de juegos y Atsushi Morita, de quien ya nos habíamos olvidado, ha vuelto a bajar las escalerillas para hablar sobre hardware. Como en Japón son muy de elegir de qué color quieren las cosas, Sony empezará a comercializar ahí una colección de carcasas intercambiables para PS4. Estas “tapas” permitirán cambiar el color de la mitad inferior de la consola, la que protege el disco duro y el lector, que es de color negro satinado. Inicialmente habrá nueve colores a un precio equivalente de unos 20 euros y en principio se venderán únicamente en las Sony Store japonesas. Si funcionan bien (que lo harán) no tardaremos en verlas a la venta en otros países. Tampoco me cuesta trabajo imaginar que empiecen a incluir carcasas temáticas con las ediciones especiales de algunos juegos, o como incentivo por reservarlos. Poca broma con las posibilidades de negocio que abre esta chorradita.

En noviembre también llegarán cuatro nuevos modelos de Dual Shock 4: dorado, plateado, gris acero y transparente, para los que disfrutan viéndole las tripas a los cacharros. Funcionalmente serán exactamente iguales que el mando tradicional y su precio estará en la línea de los modelos actuales en colores alternativos.

El servicio de juego por streaming PlayStation Now arrancará en forma de beta en Japón mañana mismo, lo que deja a Europa y Oceanía como los únicos territorios donde no sabemos cuándo demonios va a arrancar. El invento permitirá jugar “desde la nube” a una serie de juegos en catálogo, sin necesidad de descargar ni instalar datos de forma local.

Otro gran proyecto de Sony que sigue en el aire es Project Morpheus. La cita ha servido para presentar el dispositivo de realidad virtual al público japonés, pero no se han ofrecido detalles sobre cuándo saldrá a la venta o (más importante) su precio. La única novedad es que habrá que empezar a despedirse de su nombre provisional porque el nombre definitivo del casco será PlayStation VR. Los asistentes podrán probarlo en el Tokyo Game Show, aunque sus especificaciones siguen sin ser las definitivas.

Como colofón a la conferencia, Morita ha anunciado una importante rebaja de precio para PS4. La consola pasará a costar en Japón, a partir del 1 de octubre, 34.980 yenes, que al cambio no llega a 260 euros. Por el momento este cambio de precio no afectará al resto del mundo, algo que podría cambiar en apenas mes y medio en la Paris Game Week, donde Sony celebrará otra conferencia, esta vez dirigida al público europeo. ¿Veremos PS4 a 300 euros esta Navidad?

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top