Una distribuidora de carne compra Splash Damage

Los efectos de la crisis siguen provocando movimientos inesperados en la industria del videojuego. El estudio británico Splash Damage no pasa por su mejor momento tras unos años de éxitos relativos y algún batacazo comercial especialmente estrepitoso (Brink, te estoy mirando a ti) y no sería demasiado raro que se unieran a otros tantos creadores que se han visto obligados a echar la persiana en los últimos años. Sin embargo, a la compañía le ha salido un inesperado comprador: Leyou, una empresa china especializada en la distribución de carne.

Al parecer, el mercado del pollo se ha quedado pequeño para estos esforzados empresarios chinos, que están teniendo problemas para aumentar sus beneficios debido al “limitado control sobre los resultados de negocio y la rentabilidad” del sector cárnico, y planean aprovechar la situación económica actual para entrar en la producción de los videojuegos, “un mercado global que experimenta un saludable crecimiento“, según explican en una nota de prensa recogida por All Games Delta.

La compra de Splash Damage es el segundo paso de Leyou Technologies Holdings Limited en esa dirección, tras completar su adquisición de la canadiense Digital Extremes a principios de este año, después de una compra parcial “por lo bajini” en 2015. En ese caso, la actividad del estudio se ha mantenido con total normalidad y así lo refleja el éxito de Warframe, un juego F2P que no solo cuenta con una sólida comunidad de fieles, sino que además se las ha arreglado para resultar rentable con un modelo de negocio basado en las microtransacciones opcionales. Se espera, por lo tanto, que Splash Damage siga colaborando con Microsoft en el componente multijugador de Gears of War 4, su proyecto actual, pero con la seguridad económica que les ofrece pertenecer a un grupo empresarial internacional, en lugar de mantenerse como estudio independiente.

Puede que Edmund McMillen y Tommy Refenes sean los siguientes en recibir la llamada de Leyou para trabajar en Super Meat Boy 2, una alianza que generaría suficientes coñas como para tumbar Twitter.

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top