10 juegos de terror para pasarlo de miedo en Halloween

Desde siempre, el terror ha sido una de las grandes inspiraciones de los videojuegos. Desde clásicos como Castlevania, Ghosts ‘n Goblins o el E.T. de Atari, las criaturas de pesadilla han sido una temática recurrente y con el avance tecnológico las posibilidades de los videojuegos para infundir miedo no han hecho más que intensificarse.

Con la llegada de la Noche de Brujas como excusa, os propongo una lista (sin ningún orden en concreto) de lo mejor que ha dado el género en los últimos años. Podría ponerme en plan académico y hacer un recorrido histórico por el género de terror en los videojuegos, pero eso daría más bien para escribir un libro, así que he decidido limitar la lista a diez títulos que aún pueden comprarse con relativa facilidad y que me parecen ideales para pasar una noche de calabazas, jueguicos y pantuflas.

Silent Hill: HD Collection (PS3, Xbox 360)

Aunque lamentablemente esta remasterización viene lastrada por algunos problemas técnicos que empañan el resultado, es una buena manera de rescatar dos de las entregas más destacables de la serie de Konami (aunque hay algo de debate sobre el 3, Silent Hill 2 está considerado por los fans, de forma casi unánime, como el mejor de todos). Sus emotivas historias, sus excelentes bandas sonoras y sus inconfundibles atmósferas los han convertido en unos verdaderos clásicos que no pueden faltar en ninguna colección.

Resident Evil HD Remaster (PC, PS3, PS4, Xbox One, Xbox 360)

Otro clásico imprescindible, para algunos el que inauguró el género del survival horror, ha vuelto a la actualidad con una versión mejorada y adaptada para las tecnologías actuales. No es un remake como tal, sino una remasterización de la revisión que salió en 2002 para GameCube, que a su vez ya presentaba notables mejoras técnicas sobre el juego original de PC, PlayStation y Sega Saturn. Un título algo árido para el público de la generación Call of Duty, pero que sigue ofreciendo la “experiencia Resident Evil” en su forma más pura: escasez de suministros, una localización claustrofóbica, puzzles y todo tipo de zombies y otras monstruosidades mutadas.

Dead Space (PC, PS3, Xbox 360)

La primera y mejor entrega de la franquicia de Visceral Games es, además, uno de los mejores herederos de Resident Evil. Toma sus bases y las actualiza con una jugabilidad más ágil, una puesta en escena más elaborada y un gore mucho más explícito y asqueroso. Además de su excelente ritmo y un gran diseño de niveles, Dead Space puede presumir de aportar algo de originalidad al género con una ambientación de ciencia ficción a caballo entre Alien y La Cosa de John Carpenter.

Soma (PC, PS4)

Los creadores de Amnesia y Penumbra optaron en esta ocasión por un tipo de terror más sofisticado, para decepción de los youtubers amantes de los vídeos tontos de ellos dando saltitos y pegando gritos. Soma huye de los sustos repentinos de sus anteriores creaciones para proponer un tipo de terror más opresivo que se apoderando del jugador conforme avanza la historia. En mi opinión, la apuesta resultó todo un acierto, dando como resultado toda una joya que, como las buenas películas de terror, va de menos a más hasta que consigue dejar al jugador agazapado en el sofá en sus últimos compases.

Until Dawn (PS4)

Los amantes del terror más festivo tienen en esta propuesta de Sony una opción ganadora para jugar con amigos. Más “película interactiva” que videojuego al uso, es ideal para ser jugado como colofón a una fiesta de Halloween, donde todos pueden participar en la toma de decisiones y ser partícipes del rumbo de una historia que resulta tan interesante de ver como de jugar. Los fans del cine de terror también sabrán apreciar sus múltiples homenajes al género, con situaciones que recuerdan a cintas tan queridas como Posesión Infernal o Viernes 13.

Outlast (PC, PS4, Xbox One)

Esta pequeña gran sorpresa indie se caracteriza por imitar el estilo de las películas de terror de “found footage”. Es decir, aquellas que como El proyecto de la bruja de Blair o Rec fingen ser la grabación de un protagonista que lleva la cámara a cuestas durante todo el metraje. Casi todo el juego está visto a través de la lente de una cámara y eso añade un plus de inmersión a una experiencia ya de por sí bastante intensa en el interior de un manicomio que no está tan abandonado como parecía. La ausencia de armas y el modo nocturno de la cámara, en ocasiones la única manera de orientarse en escenarios completamente a oscuras, hacen de Outlast una de las propuestas más desasosegantes de los últimos años.

Condemned 2 (PC, PS3, Xbox 360)

Tras una primera entrega más orientada al thriller criminal, a Monolith se le fue la perola con una secuela psicotrónica con un guión absurdo y situaciones no menos rebuscadas. Su carácter inconexo e irregular juegan inesperadamente a su favor y Condemned 2 consigue ser imprevisible. Nunca sabes hacia dónde te va a llevar y la situación de incomodidad da paso al pánico real cuando se producen algunas escenas demenciales, como la persecución de un enorme oso pardo con mucha hambre. A su manera genial, mereció mejor suerte comercial.

Alien Isolation (PC, PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One)

Tras el desastre de Aliens: Colonial Marines nadie se esperaba que tuviera que llegar The Creative Assembly, un estudio especializado en juego de estrategia, para desarrollar el mejor juego de Alien creado hasta ahora. Una de las claves de su éxito es que se aleja de la secuela de James Cameron para entregarse al terror más puro de la película original. La otra, su ejecución: el xenomorfo, degradado hasta la parodia por culpa de subproductos como Alien vs. Predator, vuelve a dar miedo gracias a su invencibilidad y a su inteligencia artificial. El mortífero bicho se mueve a sus anchas por su nave, atraído por los ruidos del jugador, completamente indefenso. Un inteligente juego del gato y el ratón con una generosa ración de sustos.

Siren: Blood Curse (PS3)

Un imprescindible para los seguidores del terror nipón. Con una estructura similar a la de una serie de televisión, la historia narra la llegada de un equipo de televisión a un remoto pueblo japonés dedicado a la minería. Un pueblo que oculta un siniestro pasado, que parece atrapado en un bucle temporal y poblado por shibitos, unas entidades a medio camino entre fantasmas y zombies que no pueden matarse de forma definitiva. Un más que interesante acercamiento moderno al survival horror más clásico, pero desde un punto de vista puramente japonés que le da un sabor especial.

Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth (PC)

Editado inicialmente para Xbox y luego para PC, en ambos casos con escasa fortuna, el tiempo ha terminado dándole el estatus de clásico de culto y vuelve a estar disponible gracias a Steam. Dark Corners of the Earth puede presumir de ser una de las mejores adaptaciones de la obra de Lovecraft, no solo en videojuegos sino en general. A pesar de su engañoso título, su historia no forma parte de los ciclos de cuentos de Cthulhu sino que se inspira en Dagon, otra de las deidades imaginadas por el escritor, y su secta de seguidores. El tiempo no le ha tratado demasiado bien en lo técnico, pero no podía faltar en esta lista uno de los más ilustres homenajes que ha recibido el maestro de Providence.

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top