Monolith vuelve a la Tierra Media

Después del éxito de Sombras de Mordor estaba claro que una secuela acabaría llegando tarde o temprano. Aún así no le habrá hecho demasiada a Warner que un empleado despistado de la cadena de tiendas Target reventara la sorpresa dando de alta el juego en su base de datos antes de lo previsto. Ante esta metedura de pata la editora ha reaccionado confirmando el desarrollo de Middle-Earth: Shadow of War, que en España se debería traducir como La Tierra Media: Sombras de Guerra.

El juego está previsto para finales de agosto, con versiones para PC, PS4 y Xbox One. Monolith mantiene la batuta y también repite protagonismo Talion, un soldado de Gondor asesinado por los orcos y resucitado por una especie de fantasma élfico que le otorga ciertos poderes especiales.

En esta ocasión la historia girará en torno a un nuevo Anillo del Poder y promete ser bastante más épica que la primera entrega, con apariciones de Sauron y los Nazgûl. Volverá el sistema de némesis que tanto juego dio en Sombras de Mordor, ahora expandido para afectar a todo el mundo del juego, de modo que las acciones y decisiones del jugador no solo afectarán a los personajes sino también al entorno.

Shadow of War estará disponible en tres ediciones: normal, gold y mithril. La gold traerá el juego base junto a un pase para descargar cuatro expansiones, dos de ellas ampliaciones del sistema de némesis con una nueva tribu de orcos y las otras dos serán nuevas historias.

La mithril, tan abultada como cara, es la típica edición para coleccionistas poco ahorradores. Por 300 dólares traerá el juego en versión gold con caja metálica, caja premium con Anillo de Poder engarzado, caja de mithril con equipamiento exclusivo, banda sonora en CD, una estatua de 30 cm de alto, mapa de tela de Mordor, una colección de litografías y un set de pegatinas.

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top