Anthem no consigue levantar la conferencia de EA

Como viene siendo habitual, Electronic Arts ha vuelto a inaugurar el E3 con la más madrugadora de las conferencias previas a la feria. Y lo ha hecho de forma bastante tibia, con una presentación escasa de novedades y alargada en exceso, con algunos momentos que han rozado la autoparodia como un señor de Respawn anunciando desde el público que su proyecto de Star Wars se llamará Jedi: Fallen Order y que está previsto para Navidad de 2019, pero que está tan verde que todavía no está en condiciones de mostrar ni una sola imagen.

La primera parada ha sido para tranquilizar al personal sobre algunos aspectos de Battlefield V. Se ha confirmado el rumoreado modo “battle royale” y se ha negado que vaya a haber cajas de loot o pases premium en esta ocasión. Aunque ha habido algunas imágenes nuevas, la verdadera puesta de largo será este domingo durante la conferencia de Microsoft, con quien hay un acuerdo publicitario.

En lugar de dejar los deportes para el final, menudos zorros, este año se han intercalado entre los juegos “normales” para evitar que la gente se largue a la mitad. La compañía ha anunciado la inmediata publicación de una demo de FIFA 19, que contará con la licencia de la Champions League. También volverá Madden y se volverá a probar suerte en el mundo del baloncesto con NBA Live 19.

Tras el chasco de su lanzamiento, Star Wars Battlefront 2 ha conseguido levantar cabeza mediante actualizaciones y rediseños varios. También seguirá recibiendo nuevos contenidos, empezando por una inminente expansión inspirada en la película de Han Solo. Más a largo plazo llegará un nuevo modo de juego protagonizado por los ewoks y una gran expansión ambientada en las Guerras Clon.

Origin Access Premier será un nuevo movimiento para convertir la plataforma de distribución de la compañía para PC en un “Netflix de los videojuegos”. Consistirá en una suscripción que dará acceso a una librería fija de juegos y a los últimos lanzamientos de EA. Esta nueva oferta entrará en fase de pruebas pronto, dejando para el futuro la incorporación de una modalidad de streaming para jugar de forma inmediata sin necesidad de descargas.

Tras recordar que A Way Out ha funcionado más que bien, el siguiente título del sello EA Originals será Sea of Solitude, un enigmático juego de corte artístico que su diseñadora, una señora alemana con una camiseta de Kraftwerk, no ha conseguido definir de forma demasiado clara.

Más familiar resulta Unravel 2, quizá incluso demasiado, una secuela con pinta algo reiterativa que contará como principal atractivo un nuevo modo cooperativo. El efecto sorpresa lo han reservado para la decisión de lanzarlo a la venta hoy mismo sin previo aviso ni campaña publicitaria.

Ha habido momentos para el espanto con el anuncio de Command and Conquer: Rivals, que utiliza el nombre de esta venerable y querida franquicia de estrategia para proponer lo que parece un clon de Clash Royale para móviles.

El momento más esperado y agradecido de la noche ha sido la presentación de Anthem. El nuevo proyecto de BioWare llega con graficotes como bandera y un estilo de juego que parece estar muy inspirado en Destiny. Según sus creadores, se trata de un mundo vivo donde los jugadores podrán vivir sus aventurillas acompañados de otros tres compañeros de escuadrón en modo cooperativo. No será obligatorio, no obstante, y se podrá disfrutar en solitario de la historia. Habrá cuatro clases jugables y exoesqueletos personalizables.

El juego llegará el 22 de febrero a PC, PS4 y Xbox One. Al parecer, seguirá los pasos de Battlefield V y estará libre de cajas de loot y potenciadores de pago, aunque sí se podrá comprar objetos cosméticos opcionales. Recuerda demasiado a Destiny como para resultar muy rompedor, pero parece que suplirá la falta de sorpresa con oficio y un apartado técnico espectacular.

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top