Microsoft vuelve a encarrilarse

El liderazgo de Phil Spencer comienza a dar sus frutos. Este año el aparente conformismo de Microsoft ha tocado a su fin y los de Redmond han vuelto a protagonizar una conferencia de E3 cargada de artillería pesada. Y, aunque es cierto que la mayoría de lo mostrado son títulos multiplataforma que también podrán disfrutar los usuarios de la competencia, la sensación que ha dejado el presidente de la división Xbox es de un renovado entusiasmo por los videojuegos.

El movimiento más claro es el anuncio de la adquisición de cinco nuevos estudios que se encargarán de trabajar en exclusiva para la casa. Playground Games (Forza Horizon), Undead Labs (State of Decay) y Compulsion Games (We Happy Few) son viejos colaboradores y su adquisición es hasta cierto punto esperable. Más sorpresiva ha sido la de Ninja Theory, los autores de Hellblade, Enslaved y Heavenly Sword. El quinto es un nuevo estudio llamado The Initiative y capitaneado por Darrel Gallagher, uno de los principales responsables del reboot de Tomb Raider.

En el apartado de nuevos juegos exclusivos destacan un más que espectacular Forza Horizon 4, Gears of War 5 y Halo Infinite, que no está claro si es un juego como tal o un téaser conceptual de un enfoque de mundo abierto para un juego por concretar. Después de un Gears 4 que sí pero no, resultó especialmente esperanzador el enfoque de la quinta entrega, para la que no hay fecha aunque no debería irse muy lejos porque parecía en un estado bastante avanzado. Vendrá con Gears Tactics, un muy interesante spin off de estrategia por turnos a lo XCOM.

Para los perros viejos hubo un anuncio muy especial. El logo de Battletoads sirvió para poner en pie a los que disfrutaron (y sufrieron) los originales de 8 y 16 bits. Y por el momento se quedó en eso, en un logo, porque no llegó a mostrarse lo que debería ser una continuación con tecnología actual pero respetando el estilo clásico en 2D.

Con un nuevo tráiler se puso fin a esa broma que está durando demasiado llamada Crackdown 3. Si nada se tuerce, llegará en febrero del año que viene, tras innumerables retrasos que, al menos, le han venido bastante bien para mejorar su estado de forma. Ori and the Will of the Wisps también se ha dejado ver, encabezando un segmento indie donde también ha estado un DLC para CupheadTunic, SessionThe Awesome Adventures of Captain Spirit, un spin off gratuito de Life is Strange protagonizado por un niño de imaginación desbordante. Por su parte, Sea of Thieves recibirá una nueva expansión que añadirá barcos fantasma y elementos mágicos.

Una de las sorpresas más agradables de la noche fue el anuncio del nuevo proyecto de From Software. Sekiro: Shadows Die Twice recoge el testigo de Tenchu y le añade una dosis de Dark Souls para dar como resultado una aventura de acción en un Japón feudal mitológico del que apetece saber más. Un detalle muy loco es que lo editará Activision, una compañía poco dada a interesarse por juegos de este tipo y que quizá esté interesada en lavar su imagen después de ganarse algunas antipatías.

La fuerte presencia de producciones japonesas fue una agradable sorpresa. Ahí estuvo Kingdom Hearts 3 con un nuevo tráiler y la confirmación de que saldrá en enero de 2019. Otro anuncio de peso fue Devil May Cry 5, una secuela directa que recupera a Nero y algo de la renovada dirección de arte occidentalizada que DmC trajo a la franquicia. Llegará en primavera del año que viene.

La puesta de largo de varios pesos pesados continuó con Shadow of the Tomb Raider, Metro Exodus, The Division 2, Battlefield V y un Fallout 76 que hizo poco por despejar los rumores que lo perfilan como un juego de supervivencia online en lugar de un juego de rol tradicional para un jugador. Otra agradable sorpresa fue el anuncio de Dying Light 2, esperable secuela para uno de los éxitos más inesperados de 2015.

Antes de cerrar el telón Phil Spencer se tomó unos minutos para insinuar que el año que viene podría desvelarse la siguiente consola de la familia Xbox, un nuevo hardware que aún está en la mesa de trabajo y que presumiblemente incorporará un sistema de streaming para poder reproducirse de forma remota en todo tipo de dispositivos.

El momento “one more thing” fue para Cyberpunk 2077, un proyecto largamente esperado que llevaba sin enseñar la patita desde 2013. Muchas cosas parecen haber cambiado desde entonces y la estética sombría reminiscente de Blade Runner parece haber dado paso a una estética más gamberra y desenfadada. Tampoco es que importe demasiado, lo nuevo de los responsables de The Witcher es uno de esos juegos con pedigrí que llegan avalados por la inmaculada trayectoria de sus desarrolladores.

Iván Rosique González
Santomera, Murcia (1985). Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica de Murcia. Se incorporó a 'La Verdad' en 2009. Es redactor. Anteriormente en Meristation, Hardgame2 y PSMotion. Un día su padre se presentó en casa con una Atari y desde entonces perdió un hijo. A veces sueña que SEGA todavía hace consolas y al despertar llora con amargura.
Top