Una aventura con sabor a Nocilla

Al estudio sevillano Fourattic se le ha quemado un poco el arroz con Crossing Souls. Cuando el proyecto irrumpió por primera vez en el panorama hace cuatro años con una campaña de Kickstarter la histeria de la nostalgia aún no había sido desatada. Hoy, después de Stranger Things, Turbo Kid y otras tantas explotaciones de esos años 80 idealizados que nunca existieron, la propuesta de una aventura

Marionetas de hilos rojos

Van a tener que pasar unas cuantas décadas hasta que los sociólogos y psicólogos del mundo puedan sacar conclusiones claras sobre los efectos que ha tenido sobre la humanidad la expansión de las nuevas tecnologías y los medios de comunicación de masas. Yo no soy ninguna de las dos cosas, pero me atrevo a observar que en los últimos años los hábitos de consumo rápido

Gobernar en los tiempos de Tinder

Que "detrás de un gran hombre hay una gran mujer" es un topicazo, además de sexista, bastante irritante. Sin embargo, desde un punto de vista histórico, resulta fascinante el papel de gobernantes en la sombra que han jugado cientos de reinas a lo largo de los siglos, ya fuera por ambición, por una mayor aptitud para la gestión o simplemente porque no les quedó más

Ruiner se vuelve aún mejor

Ruiner, puntuado con un sobresaliente en esta santa casa, se ha convertido en una de las sorpresas más agradables del otoño. El de Reikon Games ha resultado un juego impecable al que solo se le podría pedir algo más de contenido y una curva de dificultad algo más pulida. Justo eso, y  un poquito más, es lo que aporta la 'actualización salvaje' que ya está

Un futuro negro salpicado de rojo

La visión idealizada de un futuro próspero, donde la razón y la justicia se imponen al caos, se quedó en los años 60 de la serie original de Star Trek. El cinismo y la innegable capacidad autodestructora del ser humano han provocado que cuando pensamos en el futuro nos vengan a la imaginación imágenes de espantosas megalópolis dominadas por corporaciones, cataclismos ambientales, luchas de bandas

Genital Jousting ofrece justo lo que promete: justas genitales

No hay manera suave de decir esto, así que allá va: el próximo proyecto de Free Lives, los creadores del Broforce, va sobre penes. Se llama Genital Jousting y ya está en un avanzado estado de desarrollo. Tanto que ya se ha publicado una versión inicial dentro del programa de Early Access de Steam a un precio de 4,99 euros, supongo que para no dar tiempo

Cruz de katanas por una mujer

Tras Hard Reset (recientemente relanzado en versión Redux) y resucitar Shadow Warrior con una reinvención completa del clásico de 1997, el estudio polaco Flying Wild Hog ha conseguido labrarse una sólida reputación dentro de los defensores de devolver los shooters en primera persona a sus raíces noventeras. Tras los dos citados y otras joyas como el reciente Doom y los dos Wolfenstein de Machine Games, podemos

Sangre con sabor a vodka

Junto a las aventuras gráficas, el de los "yo contra el barrio" probablemente sea el género semidifunto que más nostalgia despierta entre los jugadores que empiezan a peinar canas. Aunque las peleas callejeras empezaron ya en los 80 con Double Dragon y Vigilante, fue a principios de los 90 cuando alcanzaron su cima de popularidad gracias a joyas como Final Fight, Streets of Rage o Cadillac

Top