Sony saca músculo en el E3

Este año la casa de PlayStation ha decidido reorientar su conferencia del E3. En lugar de un espectáculo bombástico cargado de anuncios, la compañía ha preferido centrar su presentación en mostrar sus cuatro grandes exclusivos para los próximos meses. Calidad antes que cantidad, parece ser el mensaje, y aunque habrá quien haya echado en falta los habituales "megatones" mediáticos, la sensación final es que Sony

Bethesda apuesta por el continuismo

Tras su conferencia del E3 de este año, se le puede echar en cara a Bethesda cierto acomodo en sus franquicias probadas y, peor aún, mirar demasiado a largo plazo prometiendo algunos proyectos que todavía están demasiado verdes para ser mostrados al público. Rage 2 es uno de los más claros. Saldrá en primavera del año que viene y su nuevo tráiler esconde pocos secretos:

Microsoft vuelve a encarrilarse

El liderazgo de Phil Spencer comienza a dar sus frutos. Este año el aparente conformismo de Microsoft ha tocado a su fin y los de Redmond han vuelto a protagonizar una conferencia de E3 cargada de artillería pesada. Y, aunque es cierto que la mayoría de lo mostrado son títulos multiplataforma que también podrán disfrutar los usuarios de la competencia, la sensación que ha dejado

Anthem no consigue levantar la conferencia de EA

Como viene siendo habitual, Electronic Arts ha vuelto a inaugurar el E3 con la más madrugadora de las conferencias previas a la feria. Y lo ha hecho de forma bastante tibia, con una presentación escasa de novedades y alargada en exceso, con algunos momentos que han rozado la autoparodia como un señor de Respawn anunciando desde el público que su proyecto de Star Wars se llamará

Top